«Dreamers» apresuran trámites a dos semanas de vencer plazo para renovar DACA
septiembre 26, 2017
Protestan en Bruselas contra la orden migratoria de Trump
octubre 2, 2017

La visa es usada por trabajadores temporales no profesionales tales como obreros que vienen a Estados Unidos a laborar en hoteles, complejos turísticos, carnavales, circos, la industria forestal, balnearios, entrenadores, atletas, y ciertas actividades agrícolas como el pastoreo.

Dos meses después de activarse la cuota extraordinaria de 15,000 visas temporales tipo H-2B para trabajadores no agrícolas, el servicio de inmigración anunció que ya no acepta solicitudes porque se acabaron los permisos.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo que a partir del 15 de septiembre “ya no acepta peticiones de empleadores estadounidenses” que buscan contratar trabajadores temporales H-2B bajo la cuota extraordinaria notificada en julio.

Las 15,000 visas disponibles fueron agregadas a la cuota anual de 66,000 para el año fiscal 2017 asignada por el Congreso.

La visa H-2B es usada por trabajadores temporales no profesionales tales como obreros que vienen a Estados Unidos a laborar en hoteles, complejos turísticos, carnavales, circos, la industria forestal, balnearios, entrenadores, atletas, y ciertas actividades agrícolas como el pastoreo. También la utilizan trabajadores domésticos y jardineros.

Con permiso del Congreso

La cuota extraordinaria fue autorizada por el secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), quien por primera vez contó con un permiso otorgado por el Congreso en mayo.

“Después de consultar con el secretario del Trabajo, Alexander Acosta, el entonces secretario del DHS, John Kelly, determinó que no había disponible suficientes trabajadores estadounidenses cualificados y dispuestos para realizar trabajos no agrícolas temporales para satisfacer las necesidades de algunas empresas estadounidenses durante el año fiscal 2017”, dice la USCIS en un comunicado.

Agrega que la cuota fue autorizada “para evitar” que las empresas estadounidenses necesitadas sufrieran “daños irreparables” si no podían contratar los trabajadores H-2B requeridos. Pero advierte que en su compromiso de proteger a los trabajadores estadounidenses, exige a los empleadores peticionarios que declaren, bajo pena de perjurio, “que su empresa podría sufrir daños irreparables si no podían contratar todos los trabajadores H-2B solicitados antes de que finalice el año fiscal”.

Qué pasa con las solicitudes rechazadas

La USCIS advirtió que las solicitudes de visas H-2B presentadas antes del 1 de octubre, pero que fueron rechazadas, “no se devolverán las tarifas asociadas”.

Precisó además que “continuará aceptando peticiones H-2B para el año fiscal 2017 de trabajadores que están exentos de la cantidad máxima reglamentaria establecida por el Congreso.

La cantidad máxima reglamentaria es de 66,000 visas por año fiscal. La mitad de ellas se destinan para la mitad del año fiscal (octubre-marzo), y las otras 33,000 para el segundo semestre. La USCIS explica que, si en el primer semestre no se ocupan las 33,000 asignadas, el remanente se agrega a la cuota para los meses abril-septiembre.

Los trabajadores exentos de la cuota son aquellos que extienden su estadía, cambian de empleador o modifican los términos y condiciones de su empleo. “De manera similar, los trabajadores H-2B que han sido contados anteriormente contra el límite máximo de visas durante el mismo año fiscal que comienza el empleo propuesto no estarán sujetos al límite máximo si el empleador incluye los nombres de los trabajadores en la petición e indica que ya han sido contados”, agrega.

Fuente: univision.com

Comments are closed.