Cancelaciones del TPS dejan muchas interrogantes
mayo 31, 2018
Se abre el periodo de renovación del TPS para hondureños residentes en EE.UU.
junio 7, 2018

Unos 300,000 inmigrantes se encuentran en una encrucijada legal en Estados Unidos tras la eliminación por parte del gobierno de Donald Trump del Estatus de Protección Temporal (TPS), un programa humanitario establecido para dar un santuario temporal a personas de países devastados por desastres naturales y otro tipo de emergencias.

A fin de esclarecer dudas sobre el impacto de la cancelación del programa en las comunidades salvadoreña, hondureña, haitiana y nicaragüense, consultamos con las abogadas Adonia Simpson, directora del programa de defensa familiar de Americans For Immigrant Justice, y Ana Quiros, coordinadora de ciudadanía e inmigración de los Servicios Legales de las Caridades Católicas.

El gobierno finalizó el TPS, pero los beneficiarios aún no han quedado sin estatus legal

Los inmigrantes con TPS pueden tener hasta un año y medio para resolver su situación en Estados Unidos, tiempo en el que deben trazar un plan de acción, ya sea si van a quedarse aquí sin permiso o regresar a su país, y consultar con un abogado para ver si tienen otra manera de obtener la residencia.

¿Cuáles son las fechas topes de vencimiento del TPS?

▪ Hondureños: 5 de enero del 2020

▪ Salvadoreños: 9 de septiembre del 2019

▪ Haitianos: 22 de julio del 2019

▪ Nicaragüenses: 5 de enero del 2019

¿Qué pasos deberían tomar en este tiempo los inmigrantes amparados por el TPS?

Los hondureños tienen que esperar a que el gobierno federal abra el periodo de reinscripción en el TPS y mantener su estatus hasta que finalice el programa.

Los otros grupos que ya han hecho la renovación del estatus y recibido el permiso de trabajo deben trazar un plan de acción afirmativo y no esperar hasta que venza el plazo de su TPS; tienen que averiguar si califican para otros beneficios de inmigración.

¿Cuáles son las opciones que tienen para permanecer en Estados Unidos?

Cada caso es distinto. En general, muchas personas pueden quedarse bajo petición familiar y pasar al proceso de residencia. Algunos salvadoreños ya tienen hijos que son ciudadanos estadounidenses mayores de 21 años y pueden pedir a sus padres. Hay personas que se casaron con ciudadanos de EEUU y hay víctimas de trata de personas, violencia doméstica y otros crímenes para los que existen alivios migratorios.

La desesperación puede llevar a soluciones equivocadas. ¿Qué no hacer?

El error más común es ir a ver un notario que no tiene licencia para practicar abogacía. Vemos muchos errores en los documentos migratorios preparados por notarios, con numerosas inconsistencias que pueden dañar un caso.

¿Qué pasará con las jubilaciones de los beneficiarios del TPS como Seguro Social o 401(k) si se van del país o se quedan sin estatus?

Para casos privados como los beneficios que se han acumulado en una empresa, tienen que hablar con los empleadores. Hay penalidades al retirar ese dinero, pero pueden hacerlo.

En casos del Seguro Social, es diferente y más complicado. Es importante ir a la oficina del Seguro Social, pero probablemente van a perder esos beneficios, ya que hay restricciones para recibirlos porque la persona tiene que estar dentro de Estados Unidos. Muchos están preocupados por eso y contemplan presentar una demanda.

¿Qué opciones tienen los inmigrantes con hijos menores nacidos en EEUU?

Esto forma parte del plan de acción familiar que deben elaborar. Son conversaciones difíciles: ¿Los hijos se van a quedar aquí o nos vamos a ir todos?

Si los menores permanecen en Estados Unidos es necesario decidir con quién se quedarán y obtener un poder notariado acreditando a una persona de confianza que estará a cargo de ellos porque, de lo contrario, pudiesen terminar bajo custodia del Departamento de Niños y Familias. También es importante sacarles el pasaporte estadounidense mientras los padres todavía están aquí.

Otras personas, cuando pierden el estatus, deciden quedarse sin documentos en Estados Unidos junto a sus niños.

 

Ver más en: El Nuevo Herald

 

 

Comments are closed.